Tiendasbebeonline.com

Los mejores trucos y tendencias para tu bebe

Tiendasbebeonline.com - Los mejores trucos y tendencias para tu bebe

Sexo ‘ninja’: en silencio y a escondidas, mientras los hijos están en casa

El sexo “ninja” es una forma simpática de llamar a las relaciones sexuales rápidas, sin ruidos y a oscuras, cuando los niños están en el hogar

 sexo

Entre los cambios que experimenta una pareja cuando tiene un hijo (o más de uno), está dejar de poder mantener relaciones sexuales en cualquier momento y lugar de la casa. A menudo, el sexo debe ser silencioso, rápido y a escondidas. Por eso, esta forma de tener sexo se bautizó con humor con el nombre de ninja. En este artículo se describen las características del sexo ninja, qué dicen los científicos sobre la libido tras el parto y cómo las relaciones veloces resultan excitantes para algunas personas pero, sin embargo, estresante para otras.

Sexo ‘ninja’, en silencio y a escondidas

La Red ha bautizado como sexo ‘ninja’ a las relaciones sexuales a escondidas que mantienen las parejas tras la llegada de los hijos

Sexo ninja es la expresión que se usa, sobre todo en las redes sociales de Internet, para referirse con humor Si te interesa, sigue leyendo…

Lactancia materna, ¿cómo ayuda al bebé a dormir?

La leche materna tiene altas concentraciones de triptófano, un componente que favorece que el niño se duerma antes y tenga un sueño mejor.

admin-ajax

 
La leche materna incluye un compuesto clave para el sueño del bebé, el triptófano, que favorece que los niños se duerman antes y lo hagan mejor durante la noche. En este artículo se detalla por qué la lactancia materna ayuda a que el bebé logre un mejor sueño, cómo actúa el triptófano para favorecerlo y de qué manera la composición de la leche de la madre es distinta según el momento del día.

La lactancia materna ayuda al bebé a dormir

A menudo se insiste en las ventajas de la lactancia materna para el bebé. De hecho, la Organización Mundial de la Salud pone énfasis en recomendar que sea el alimento exclusivo para los pequeños desde su nacimiento hasta los seis meses de vida, y que se siga suministrando al menos hasta que cumpla un año.

La lactancia materna logra que el bebé disfrute de un sueño de mejor calidad

Uno de los beneficios que proporciona la leche materna es el de ayudar a los niños a dormir mejor. Sin embargo, también es cierto que la lactancia materna retarda el momento de lograr que el bebé descanse durante toda la noche sin interrupciones, como explica el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría. Ambas afirmaciones pueden sonar contradictorias, pero no lo son en absoluto, porque dormir mejor no equivale a dormir sin interrupciones.

La Asociación de Pediatría aclara que si bien los niños pueden exigir hasta cinco tomas en una misma noche, “las hormonas de la lactancia facilitan el sueño de la madre, y la composición de la leche materna, el del bebé”. Más que la cantidad de despertares nocturnos, importa la capacidad del pequeño de continuar el sueño poco después, sin desvelarse.

Leche materna, un componente clave para el sueño

La leche materna contiene alta concentración de triptófano, que ayuda al niño a dormir mejor

El elemento que favorece el sueño del bebé es el triptófano, un aminoácido esencial para la nutrición humana. “La leche materna incluye un alto contenido de triptófano, y esto propicia que los pequeños logren equilibrar sus ciclos de sueño y vigilia“, concluye un estudio realizado por Javier Cubero Juánez, de la Universidad de Extremadura.

El triptófano no actúa solo en los recién nacidos, sino en todas las personas. Este componente participa en la creación de serotonina, un neurotransmisor fundamental para la regulación del sueño y el placer. En consecuencia, contribuye a mantener el equilibrio de factores como el estrés, el insomnio y la ansiedad en el bebé.

A su vez, este aminoácido está relacionado con la melatonina, una hormona cuya presencia en el cuerpo humano varía según el momento del día: alcanza sus niveles máximos en periodos de oscuridad, y los mínimos, cuando hay luz natural.

Cubero Juánez apunta en las conclusiones de su trabajo que “los niños alimentados en exclusiva con leche materna presentan un ritmo más claro de sueño y vigilia”, además de un periodo de “sueño real” durante el descanso nocturno de ocho horas y media.

Leche materna, distinta según el momento del día

  
Otro equipo de investigadores, entre los que se incluyen especialistas de la Universidad de las Islas Baleares, ha comprobado que la leche materna varía la concentración de triptófano a lo largo del día, con el objetivo de favorecer el sueño de los niños.

Este equipo de científicos, dirigido por Carmen Barriga Ibars, realizó una prueba con un grupo de 23 lactantes de leches de fórmula. Durante una semana les dieron, en distintos momentos del día, leche con características similares a las que se consiguen en el mercado, con un nivel de triptófano de un 1,5%. Y a lo largo de otra semana, los pequeños tomaron esa misma leche durante el día (desde las 6:00 hasta las 18:00 horas) y otra, enriquecida en triptófano (un 3,4%), por la noche (entre las 18:00 y las 6:00 del día siguiente).

En la semana durante la cual se usó leche enriquecida en triptófano, el tiempo que los bebés tardaron en dormirse fue un 32% más bajo y se despertaron durante la noche un 13% menos. Por otra parte, las horas de sueño aumentaron, y casi ocho de cada diez padres respondieron que sus hijos habían dormido mejor.

Estos datos no solo apuntalan la importancia de que las madres amamanten a sus pequeños, sino que también podrían motivar a las empresas de la industria alimentaria a desarrollar leches de fórmula disociadas, más parecidas a la leche materna según los distintos momentos del día.

Lactancia materna durante la noche

Dormir mejor no significa hacerlo sin interrupciones, recuerdan los expertos. La ‘Guía sobre lactancia materna’, de la Asociación Española de Pediatría, destaca que “la lactancia materna influye en la regulación del sueño, pues suelen requerirse más tomas nocturnas”.

Durante las etapas de sueño ligero, el cerebro humano (del bebé y del adulto) es capaz de percibir si las condiciones externas son las mismas que en el momento de quedarse dormido. Si es así, se retoma el sueño y la interrupción se olvida.

En cambio, si hay cambios (distinta luz, sonidos, ausencia de los padres, etc.), el cerebro se activa y volver al sueño es más difícil.

Por eso, los partidarios del colecho (dormir con el bebé y compartir cama con él) afirman que esta práctica favorece la lactancia materna.

Espero que este articulo de nuestro amigo Consumer.es sean de interés y si te ha gustado dale a me gusta de facebook, twitter… de tiendasbebeonline.com

Autor: Por CRISTIAN VÁZQUEZ

 

 

Etiquetas:

 

RSS. Sigue informado

RSS sobre lactancia materna

Estrés durante el embarazo, ¿cómo afecta al bebé?

Los estados de ansiedad en la gestación se relacionan con el bajo peso al nacer del bebé y aumentan el riesgo de parto prematuro

stress prenatal

Durante el embarazo no solo que hay prestar atención al estado físico de la futura madre. También es importante su situación emocional. Y es que, recuerdan los investigadores, la ansiedad en la gestación puede afectar de forma significativa al bebé. En este artículo se explican las principales consecuencias para el pequeño del estrés en el embarazo: parto prematuro, bajo peso al nacer, aborto, problemas de desarrollo intelectual y conducta, así como obesidad y asma.

Estrés en la gestación, riesgo para el bebé

La pérdida de un familiar, una mala racha económica, un problema de pareja o una situación laboral complicada. Distintas situaciones y sucesos que transcurren en la vida son difíciles de afrontar y pueden provocar en las personas que los sufren un estado continuo de ansiedad y nerviosismo. Las mujeres embarazadas no son inmunes a esta situación de estrés.

El estrés durante el embarazo no solo repercute sobre el estado de salud de la mujer, sino que también afecta al bebé

Además, las preocupaciones propias de la gestación, como el temor por el parto, las pruebas médicas o saber si el bebé está bien, son a veces por sí mismas generadoras de un estado inusual de excitación.

El estrés durante el embarazo puede ser puntual y no tener consecuencias relevantes, pero si se prolonga y se presenta en niveles muy elevados, Si te interesa, sigue leyendo…

Lubricantes vaginales, ¿perjudican la búsqueda del embarazo?

Algunos estudios científicos afirman que los lubricantes reducen la movilidad de los espermatozoides

embarazo 2

  
Los lubricantes vaginales tienen un nivel de pH inferior al de los espermatozoides, lo cual afecta a su movilidad y, como consecuencia, a su capacidad para alcanzar el óvulo y fecundarlo. Así lo aseguran diversos estudios científicos, aunque una investigación reciente apunta que la lubricación artificial no parece reducir las posibilidades de concebir. En este artículo se aportan estas últimas conclusiones y se explica por qué los lubricantes son contraproducentes para buscar un embarazo y cómo su acidez puede reducir la motilidad de los espermatozoides.

Lubricantes, contraproducentes para el embarazo

Desde hace varios años, a partir de los resultados arrojados por varios estudios científicos, se considera que los lubricantes vaginales son contraproducentes para lograr un embarazo. El motivo es que alteran el nivel de pH de los espermatozoides, lo cual reduce su motilidad y, como consecuencia, su capacidad para alcanzar el óvulo y fecundarlo.

El estrés por la llegada del embarazo puede reducir la lubricación natural de la mujer

Para muchas parejas que buscan concebir, las relaciones sexuales a menudo se conviertan en una especie de trámite que se debe realizar en días y momentos preestablecidos. Esto reduce el placer y origina que la lubricación vaginal natural sea escasa e insuficiente. Por tal motivo, muchas parejas recurren al uso de estos lubricantes artificiales, Si te interesa, sigue leyendo…

Lactancia materna y viajes, ¿cómo hacerla más cómoda?

La lactancia materna no tiene por qué frenarse durante los viajes o vacaciones, ya que amamantar en el coche, tren o avión es posible con algunos consejos

lactancia materna

La leche materna para el bebé lactante está disponible en cualquier momento, lista y preparada a la temperatura ideal. También en vacaciones y durante los viajes en coche, tren o avión. En este artículo se detallan las claves para amamantar cuando se viaja por carretera, cómo practicar la lactancia materna en el tren o en el avión y el mejor modo para extraer y conservar la leche durante las vacaciones.

Lactancia materna de viaje

La Organización Mundial de la Salud, así como o la Asociación Española de Pediatría no dejan de insistir en los múltiples beneficios que la lactancia materna exclusiva reporta tanto al bebé como a la madre.

Sin embargo, la reciente ‘Encuesta Nacional sobre Hábitos de Lactancia‘, desarrollada por el Grupo de Trabajo Español de la Iniciativa Mundial de la Lactancia Materna (IMLM) revela que tan solo el 52% de las madres de este país ofrece leche materna exclusiva a sus bebés durante sus primeros meses de vida. Y la cifra se reduce a un escaso 18% cuando el bebé alcanza los seis meses de edad.

El 14% de las madres que abandonan la lactancia Si te interesa, sigue leyendo…

Leche materna cómo producir más

La manera más eficaz de aumentar la cantidad de leche materna es poner al bebe al pecho siempre que lo pida Leche materna

Más succión es igual a mayor producción. Esta es la norma básica de la lactancia materna que deben aplicar todas las mujeres que deseen incrementar su producción de leche. También, en ocasiones excepcionales -y siempre con supervisión médica-, se puede recurrir a distintos suplementos farmacológicos para aumentarla. No hay que atender, sin embargo, a los falsos mitos sobre la lactancia que aún circulan entre las mamás. El siguiente artículo aporta diversos consejos para conseguir una mayor producción de leche materna.

La norma básica de la lactancia materna

Aunque lo normal es que cada madre produzca la leche suficiente para que su bebé se alimente de forma adecuada, en ocasiones son necesarios ciertos estímulos -o intervenciones- dirigidos a incrementar la producción de la leche materna. Su falta suele estar asociada a algunos errores en las técnicas de lactancia, explica Pilar Martínez, autora de la guía ‘Los 5 pasos para tener éxito en tu lactancia materna’.

Martínez apunta que la mejor forma de aumentar la producción de leche materna es practicar la lactancia a demanda (cuando lo pida el bebé), sin horarios y “poner al bebé al pecho muchas veces, cada vez que lo pida o parezca que lo va a pedir”. En otras ocasiones, los problemas pueden resolverse con un cambio de postura, de modo que se asegure el correcto agarre del bebé al pecho de la madre.

Suplementos para incrementar la producción de leche

En algunas ocasiones, sin embargo, las recomendaciones anteriores no dan resultado y se descartan como origen de la falta de producción Si te interesa, sigue leyendo…

Cuidados para proteger el cabello tras el parto

Los cambios hormonales ocasionan una pérdida de cabello en la mujer tras el nacimiento del bebé, pero se pueden tomar algunas medidas para atenuar esta caída

Pelo tras el parto
En los meses posteriores al nacimiento del bebé, debido a causas hormonales, es casi inevitable que la mujer sufra una pérdida de cabello más abundante de lo normal. Una dieta equilibrada, rica en carnes, pescado y verduras, y evitar tintes y el uso de aparatos, como secadores o rulos eléctricos, hacen que el pelo resulte menos afectado. Este artículo explica por qué el cabello se estropea tras el parto, cómo cuidar el pelo para que la pérdida sea menos pronunciada y trucos para mejorar su aspecto durante esta etapa.

El cabello se estropea tras el parto

Tras el parto, sobre todo entre el tercer y el cuarto mes después del nacimiento del bebé, la mayoría de las mujeres experimentan un síntoma desagradable: la caída del cabello.

La pérdida es notoria al levantarse y descubrir mucho pelo en la almohada, así como al lavarlo o peinarlo, cuando se acumula en el desagüe. En ese momento, algunas mujeres se alarman. Pero, en realidad, no hay motivos para preocuparse, porque este proceso es una de las tantas consecuencias de los cambios hormonales originados por el embarazo.

La pérdida de cabello es normal tras el parto, y no hay que preocuparse si no se prolonga

La explicación técnica de la pérdida de cabello tras el parto no es demasiado compleja. La gran mayoría de los pelos de los seres humanos está en crecimiento, pero algunos (en torno al 10%) se mantienen en un estado de reposo. Durante el embarazo, la abundancia de estrógenos (una hormona) hace que una mayor cantidad de cabellos esté en crecimiento. Es decir, los pelos en reposo son menos. Por eso, en la gestación, muchas embarazadas lucen un cabello que más parece más sano, fuerte, brillante y con más volumen. Después del nacimiento del bebé, como parte de la vuelta a la normalidad del cuerpo de la mujer, los niveles de estrógenos bajan mucho en poco tiempo, y el pelo se debilita.

Por lo general, una persona pierde un centenar de cabellos al día. Pero en una mujer, durante esta etapa, esa cifra se puede multiplicar por cuatro o cinco. Y es lo normal: los médicos explican que no hay ningún remedio posible contra esta situación natural, salvo dejar pasar el tiempo y esperar a que se acabe.

Cuidar el cabello tras el parto: alimentación

No hay que preocuparse, por tanto, de la pérdida de cabello tras el nacimiento del bebé, a menos que se cumplan cinco meses después del parto y la caída se mantenga o se acentúe. En ese caso, la mujer tendrá que consultar con un especialista.

La mejor manera de atenuar la pérdida de cabello es mantener una buena alimentación

Si bien no hay forma de evitarla por completo, sí existen maneras de hacer que la pérdida de cabello sea menos grave. La principal es mantener una buena alimentación: una dieta equilibrada que incluya carne, pescado y verduras.

Además, de forma eventual, se puede recurrir también a la toma de vitaminas, aminoácidos y sales minerales.

Evitar las agresiones al cabello de la mujer

Para que no empeore la situación, conviene evitar la aplicación de sustancias y aparatos que resultan agresivos para el pelo, aún más dañinos cuando este se encuentra débil.

Por ello, hay que olvidarse de los tintes, planchas, secadores y rulos eléctricos. En lugar de los tintes, en todo caso es preferible el uso de reflejos, mechas o baños de color, en cuya aplicación los líquidos no entran en contacto directo con el cuero cabelludo.

Trucos para mejorar el aspecto del cabello

Además de alimentarse bien, evitar los tratamientos que puedan dañar aún más el cabello y armarse de paciencia, hay algo más que hacer: disimular las posibles calvas que la caída del pelo pronunciada durante estas semanas pueda ocasionar.

La manera más sencilla es cambiar de peinado. Es decir, peinarse de forma que el cabello oculte los sectores más afectados. Como esta situación tiene una duración limitada, no es una modificación que haya que mantener durante mucho tiempo.

Otra posibilidad es un cambio más radical: el corte de pelo. Sin embargo, no es conveniente hacer variaciones demasiado grandes para evitar dolorosos arrepentimientos posteriores.

Superada la fase de la pérdida de cabello más abundante, nacerán en la línea superior de la frente nuevos pelos muy cortos y finos. Si no son del agrado de la mujer, los puede ocultar con un flequillo.

¿Otro consejo? No concentrarse demasiado en el cepillo después de peinarse, ni observar en el espejo el tamaño de las zonas más afectadas por la caída del cabello. Esta angustia puede causar preocupación y provocar una tristeza excesiva por algo que, dentro de los plazos mencionados, es del todo normal.

Espero que este articulo de nuestro amigo Consumer.es sean de interes y si te ha gustado dale a me gusta de facebook, twitter… de tiendasbebeonline.com

Fuente:www.consumer.es CRISTIAN VÁZQUEZ

¿Por qué los bebés amamantados lloran más?

Los bebés que se alimentan con leche materna son más irritables que los que toman leches de fórmula, pero tienen un mejor comportamiento en el resto de la infancia.

bebe llorando

Los bebés que toman leche materna son más irritables y sonríen menos que los que reciben leches de fórmula. Los expertos, de todos modos, enfatizan el valor de dar el pecho a los niños. Este artículo señala las causas del temperamento difícil de los bebés amamantados, la importancia de promover la lactancia materna y el mejor comportamiento que muestran en los siguientes años de la infancia los pequeños que reciben este tipo de alimentación.

Bebés alimentados con leche materna, temperamento difícil

Es probable que muchas madres que amamantan a sus hijos tengan en algún momento la sensación de que estos lloran más que otros niños alimentados con leches de fórmula. Esta percepción se corresponde con la realidad, según un estudio científico: los bebés alimentados Si te interesa, sigue leyendo…

Embarazo nuevo ¿es bueno amamantar a otro bebé ?

Durante un nuevo embarazo dar el pecho a un hijo  no implica ningún riesgo ni para la mamá ni para el feto

Segundo embarazo

¿Es posible alimentar a un niño con leche materna mientras que se está embarazada de otro bebé? ¿Podrá seguir lactando el recién nacido después del parto? La respuesta en ambos casos es afirmativa. Amamantar durante el embarazo no representa ningún riesgo para la madre ni para la gestación, tal y como se recoge en este artículo, donde también se explican las ventajas para el nuevo bebé de la lactancia en tándem, la lactancia simultánea de dos pequeños después del alumbramiento.

Amamantar durante el embarazo

La recomendación profesional para todas las madres es que mantengan la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y, hasta los dos años, la complementen con otros alimentos. Pero, ¿qué ocurre si en este intervalo la madre vuelve a quedarse embarazada? La respuesta de los profesionales es clara: “Una gestación normal no obliga al destete inmediato“. Así lo recoge el manual ‘Lactancia Materna: Guía para profesionales’, de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Aunque no es extraño que una madre que amamanta durante la gestación reciba consejos instándole a destetar al niño, “dar el pecho mientras se está embarazada es perfectamente posible”, afirma Pilar Martínez, autora del libro electrónico ‘Los cinco pasos para tener éxito en tu lactancia materna’. “Esta práctica no representa ningún problema para el feto, ni riesgo para el embarazo”, señala esta especialista en lactancia.

Se recomienda dejar de dar el pecho durante el embarazo cuando hay riesgo de parto prematuro

En este sentido, el manual de la AEP especifica que, aunque en teoría la succión podría provocar contracciones, “no se ha publicado ningún caso de aborto o parto prematuro provocado por la lactancia durante el embarazo”. Sí recomienda, sin embargo, dejar de dar el pecho en caso de que la madre sufra amenaza de alumbramiento prematuro.

Lactancia en tándem

Una vez que el nuevo bebé ha nacido, el hermano mayor también puede continuar su alimentación con leche materna. Es lo que se conoce como lactancia en tándem o lactancia simultánea de dos niños de distinta edad.

Una de las mayores preocupaciones en estos casos de lactancia compartida es que el recién nacido no se beneficie de las propiedades nutritivas e inmunizadoras del calostro (la primera leche que se produce entre los dos y cinco primeros días después del parto), porque la lactancia de su hermano impida que se produzca.

Una vez que el nuevo bebé ha nacido, el hermano mayor también puede continuar su alimentación con leche materna

Un estudio del departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, promovido por el grupo Alba de lactancia materna, confirma que esto no debe preocupar a los padres. Tras comparar muestras de leche materna, el análisis verifica que no existen diferencias significativas entre el calostro de madres que amamantaron durante la lactancia y las que no lo hicieron. Su valor nutricional e inmunológico es idéntico en ambos casos. Lo importante, por tanto, es asegurarse de que el recién nacido tenga prioridad, aunque los dos hermanos se pueden beneficiar de las propiedades únicas del calostro. Si te interesa, sigue leyendo…

Verdades y mentiras del chupete

257776_3623

El chupete tiene un efecto analgésico. |

  • Limpiar el chupete con la saliva de los padres disminuye su riesgo de alergias
  • Tanto el uso como la limpieza del chupete genera gran debate
  • Por un lado, calma el llanto y ayuda a conciliar el sueño
  • Sin embargo, su uso prolongado está relacionado con problemas dentales
  • Los expertos recomiendan quitar el chupete al año. Sin castigos y con calma

Lo hacían muchas abuelas y, ahora, también muchas mujeres de la nueva generación de madres. Chupar el chupete (valga la redundancia) para limpiarlo es uno de esos consejos ancestrales que sobrevive al paso de los años. Y dadas las nuevas evidencias, no es para menos. Según un estudio publicado en la revista ‘Pediatrics’, esta forma de quitar la suciedad al chupete podría proteger a los pequeños del asma, los eccemas y otras reacciones alérgicas.

Durante mucho tiempo, los expertos optaban por no recomendar esta maniobra y advertían que el contacto de la saliva de los padres con la de los niños a través de cualquier utensilio podría transmitirle gérmenes que consideraban ‘dañinos’. Sin embargo, tal y como resume el artículo, son precisamente estos microorganismos los que hacen que el sistema inmunológico del bebé se refuerce Si te interesa, sigue leyendo…